adndiario

Bienvenidos a esta sección de adndiario, el diario con noticias al instante más destacado de Argentina.

Los invitamos a leer unas noticias muy interesantes https://adndiario.com.ar/

Deuda en dólares con tarjeta: En tres meses se redujo a menos de la mitad

Pasó de 180 millones de dólares a 80 millones de dólares. Alcanzó los 750 millones de dólares y produjo dos versiones del "dólar turístico" para detener la fuga.

8 DE JUNIO DE 2020

Deuda en dólares con tarjeta: En tres meses se redujo a menos de la mitad

Deuda en dólares con tarjeta: En tres meses se redujo a menos de la mitad

92 % LEA

Es un buen espejo de la cascada argentina. El consumo de tarjetas de crédito en dólares, que hasta hace poco consumía 10.000 millones de dólares al año, está disminuyendo. La deuda con los plásticos en el extranjero se ha reducido a menos de la mitad en sólo tres meses.

El primero fue la devolución del "dólar turístico" en enero, con un recargo del 30% sobre el dólar oficial. Esta era una versión retocada de la versión que los argentinos ya conocían de la trampa anterior y con la que habían aprendido a vivir.

Pero pronto la pandemia y la contención hicieron que disminuyeran las reservas de dólares, que siguen reservadas para las compras en línea en el extranjero, pero que están muy lejos de lo que eran antes: una fuente de reservas sangrantes de viajeros "carding". Por lo menos un metro de atraso en los tipos de cambio.

En los últimos tres meses, por ejemplo, la deuda de las tarjetas denominadas en dólares aumentó de 180 millones de dólares a 80 millones de dólares. Desde enero, cuando esta cifra alcanzó los 250 millones de dólares, ha disminuido en un 68%.

Según la información publicada por el banco central, el dólar cayó en 47 millones de dólares en mayo en comparación con el mes anterior, casi tanto como en enero cuando el impuesto PAIS (30% de recargo) acababa de entrar en vigor.

Para poner esto en perspectiva, hace unos dos años, a principios de 2018, la deuda de Argentina denominada en dólares alcanzó los 750 millones de dólares en tarjetas de crédito.

El nuevo dólar turístico -que en realidad también se aplica a las compras para ahorrar dinero, con un límite máximo de 200 dólares de los EE.UU. al mes, por lo que también se denomina solidaridad- no llegó hasta las vacaciones de verano de 2020.

Como argumentó el gobierno de entonces, la balanza turística se mantuvo aproximadamente en números rojos con 5.000 millones de dólares anuales, lo que significa que más de un tercio de los dólares de los excedentes comerciales se destinaron a viajes.

Pero esta nueva mutación del "dólar turístico" tenía sus matices en comparación con el que existía durante el segundo mandato de Cristina. Básicamente, el recargo vino en varias cuotas hasta el 35% y fue tenido en cuenta principalmente por Ganancias, lo que significó su reembolso (aunque la inflación por). Con una diferencia entre el oficial y el azul, que llegó al 80%, la "tarjeta" del exterior costó caro a las arcas.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, ayuda con la revisión: "En 2017, el gasto en turismo alcanzó los 10.000 millones de dólares, lo que explica un tercio del déficit de la cuenta corriente. En 2018 cayó a 7 mil millones de dólares, pero había dos aspectos que jugaban en contra: La devaluación tuvo lugar en abril, ya que los meses más importantes son enero, febrero y marzo, y el otro fue la Copa del Mundo en Rusia. Mucha gente había comprado billetes con el dólar barato, y era lo mismo.

"En 2019, el impulso se ralentizó un poco más. La presión sobre el dólar está disminuyendo, pero eso se debe a la caída de los salarios reales y el poder adquisitivo del dólar. Además, la economía brasileña se ha estabilizado un poco y el real se ha apreciado, lo que nos ha permitido ganar dólares turísticos", explicó.

Este verano, el reingreso del "dólar turístico", que muchos ya habían sentido, se hizo realidad y el tipo de cambio subió de la noche a la mañana de 63 dólares (Banco Nación) a casi 82 dólares.

En enero, casi de la mano del azul y a veces abajo, era más conveniente comprar billetes de dólar en el mercado informal que usar la tarjeta al aire libre. Pero ahora, con un azul de más de 120 dólares, la "tarjeta" habría recuperado su atractivo.

Pero como dice Rajnerman: "Aunque puedas volar de nuevo mañana, no creo que tengamos otro problema de fugas. Además, lo que nos ayudó el año pasado, a saber, la recuperación de Brasil, se ha visto revertida este año por la devaluación del Real, que hace que sea muy caro para los brasileños ir al extranjero.

El "dólar turístico" se ha agotado de los viajeros. 

ITEMS